Al Che

Bajó de la sierra un dia
Y se dirigió al llano.
Llevaba su sonrisa al aire
Y su fusil en la mano.

Entraron en la escuela cercados
Por fusiles traicioneros
De bolivianos soldados.
Así es como murió en combate
El Che Guevara mi hermano.
El imperio creía
Que lo había terminado.
Pero su leyenda pudo
Mucho más que sus dos manos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s